#BeerMovie: ESTÁN VIVOS (John Carpenter, 1988)

NUEVA SECCIÓN! Todos sabemos que hay películas, por nostálgicas, clásicas, de culto o lo que queramos calificar, que sean, que como merecen la pena ser vistas es echándose unas risas y tomando unas cervezas. Eso es lo que hacemos en el #BEERMOVIE, todos los Jueves, en el Saloncito del Cómic. En esta sección nos pararemos a analizar algunas de ellas, y comentar los pormenores de las mismas.

ESTÁN VIVOS (John Carpenter, 1988)

Considerada por algunos una película “menor” del maestro Carpenter, esta adaptación de un relato corto, y subrayo corto porque ahora nos encontraremos con algunas genialidades para remediarlo del director de culto, “Están Vivos” (They Live en el original, connotaciones algo diferentes, ya que la traducción apropiada en realidad debería haber sido “Están Entre Nosotros”) incide en la conspiranoia de los años 80 de “estamos siendo vigilados”, que en mucha de la filmografía de Carpenter se convierte en una sensación insistente de “algo por encima de nosotros dirige nuestras vidas”. Hasta en Halloween 3, la única en la que Carpenter reconoce tener algo de parte de la saga salvo la original, aunque encargó el guión y dirección a Tommy Lee Wallace, tenemos ese argumento presente, con unas máscaras de Halloween, que, accionadas desde distancia, acabarán por sacrificar a un montón de niños de una pequeña población norteamericana si nadie lo evita.

Conspiranoia y Ray-bans

“Están Vivos” aúna varios géneros: intrigas políticas, ciencia-ficción clásica (de nuevo podemos acordarnos del clásico “La invasión de los ladrones de cuerpos”) y terror, embadurnando todo ello con mucho humor negro y peleas de la WWF (En serio.)

Se rodó con muy bajo presupuesto y buenas ideas, convirtiéndose enseguida en un clásico instantáneo, tras fracasos de Carpenter como “Golpe en la pequeña china”, “El príncipe de las Tinieblas”, “Starman” (Sí, ya sé lo que me vais a decir, pero puedo aseguraros que fueron auténticos fracasos en taquilla y escasa recepción por parte del público), mucha gente amante del género de la ciencia-ficción volvió a reconciliarse con el gran director.

La trama nos sitúa a Rody Pipper, el luchador de la WWF, en un rol estéticamente similar al Mike Donovan de “V” y muchos héroes de la época, descubriendo una trama de control mental, dominación extraterrestre, que se desarrolla divertida con un sentido del humor magistral (hoy en día no hay de eso), y erigiéndose a su pesar en el héroe que revele al mundo lo que está pasando. Todo con ayuda de una extraña partida de gafas de sol, a través de las cuales veremos qué personas influyentes de la tierra son en realidad extraterrestres, y descubriremos la publicidad subliminal que utilizan para controlarnos y que seamos obedientes.

Respecto a lo del relato corto original, ‘Eight O’Clock in the Morning’, en el que se basa, la genialidad de Carpenter fué no extender la historia con tramas supérfluas, sino con una HILARANTE pelea sacada directamente de las coreografías del Wrestling, con Pipper peleándose casi a muerte con su compañero de reparto, para obligarle a ponerse las gafas y que vea la realidad. Casi cinco minutazos de pelea sin venir a cuento,  para extender, junto con algún que otro truco, una trama que no daba mucho más de sí.

PALOMITAS: ****

CERVEZAS: ***

REIRSE Y COMENTAR LAS LOCURAS DE LA PELÍCULA: *****

Recuerda, si estás en Burgos o vas a pasar por aquí, podrás ver con nosotros la película en El Saloncito del Cómic, a partir de las 21:00 horas.

EVENTO EN FACEBOOK: Beermovie: Están Vivos.

 

Anuncios

EL CAFECOMIC t4 ep06 “Famosos que mueren, Actores en Spiderman, y más redes…”

Zendaya y otros actores se suman al rodaje del Spider-Man de MARVEL, ahora que ya tiene los derechos del personaje y nos lo presentó en Civil War. Esta y más noticias, en EL CAFECÓMIC 06…

Guardar

EL CAFECOMIC t4 ep 03 “El café de los Frikis, El monstruo que viene a verme, y los cómics…”

La fiesta de las Salchichas, mucha gamberrada, y Un Monstruo viene a Verme, de Juan Antonio Bayona.

14691114_1280252655329848_8291696242919633138_n

Vuelve el CafeCómic, y… ¡Buscamos Colaboraciones!

Información actualizada sobre el mercado del cómic americano, vuestras reseñas de cine, cómics y TV, tiras cómicas relacionadas con el cómic, cine o televisión… Cualquier opción y propuesta, será interesante para hacer crecer este espacio de información.

Buscamos colaboraciones, amigos y gente en contacto con el mundo del cómic que quieran aportar su granito de arena a este blog sobre cómics que acompaña a nuestro programa semanal de radio (que vuelve este viernes 30 de Septiembre a Radio Evolución).

Enviad vuestras propuestas a unratedcomics@gmail.com.

marvel-vs-dc

CafeCómic Reseña: LAS TETAS, de Guillaume Bianco (Dibbuks)

Los Diarios de Guillaume Bianco 1: Las Tetas. Guillaume Bianco

Dibbuks. 192 págs. rústica b/n13 x 18 cm

978-84-15850-86-1 9,50 €

Las Tetas, de Guillaume Bianco, es una delicia, un bombón, un placer de lectura tan sencillo de leer (se devoran 200 páginas en unos minutos, pues casi cada página podría ser una viñeta o tira de una historia completa), y debería además recomendarse para todo tipo de públicos, pese a la “obligación” de autocensurarse como autor y como editorial, pues tampoco tiene más malicia que las situaciones cotidianas que pueda conocer un niño, incluso esa misma mentalidad que desde niños, a los chicos (y algunas chicas) nos obsesiona y tortura.

Guillaume comienza el relato en primera persona, intentando escribir un libro sobre “Las Tetas”, y consiguiéndolo, pues el metalenguaje asalta constantemente el libro, saltando de recuerdos no del todo exactos, a la mesa de dibujo, el presente, e incluso con intervenciones de la mujer de Guillaume, o de su editor y jefe, Lewis Trondheim.

Lo más gracioso del libro es cómo el autor, hasta ahora conocido por sus ilustraciones y trabajos infantiles, tiene que lidiar, en su cabeza, con la idea de escribir un libro sobre pechos femeninos y sus recuerdos y experiencias alrededor de los mismos. Uno de los episodios más divertidos es el de la “joven fan” que quiere comprar el siguiente libro de Guillaume en una feria.

Y la lacra que hemos vivido todos los autores que, de una u otra manera, hemos utilizado nuestra vida (con todas las implicaciones sexuales, laborales y de relaciones que puedan entreverse en ello), el tener que explicar hasta qué punto es real o no lo que plasmamos en esas páginas. A mí especialmente, después de mi experiencia con las tiras de #CHICADESERIEB, me ha sacado una sonrisa pero sobretodo un sentimiento cómplice ante algunas de las explicaciones (ficticias, pero no tanto) que tiene que dar el autor a lo largo de la historia.

Lo que peor sabor de boca me deja, es esta experimentación con páginas casi completas con uno o dos dibujos por cada una, con una narración que bucea en el tono de los libros ilustrados, en el aspecto formal de los cuentos, y que se parece poco, bastante poco, a un cómic, y que, de haberse narrado de otra manera, apenas hubiera completado 20 páginas de un álbum de BD, de las 48 que suelen tener. El estilo de dibujo es suelto y divertido, pero lo desdibujado de las viñetas, inexistentes en realidad, le resta impacto en lo que, en algunos casos, podría haber sido una secuencialización de viñetas muchísimo más efectiva en provocar la carcajada y el estupor.

Portada_DiariosBianco1_0