Al Menos, a Mi Parecer… Man of Steel, no Superman.

// Vuelvo con esta columna de opinión personal, en la que suelo enfocar algunos temas del mundo del cómic, el cine, el frikismo en general, bajo mi punto de vista pero intentando aportar también los conocimientos adquiridos a nivel profesional. Desde este año, la compondré con los pensamientos que voy plasmando en mi perfil personal de Facebook y las reacciones que estos suscitan, para construir más fácilmente mis columnas ya que, de otra manera, por falta de tiempo, siempre se quedan en borradores en el disco duro. 🙂

MAN OF STEEL, no Superman.

Publicado en facebook el 4 de Enero de 2017 a las 22:00

Imagina a Batman. Le sigues durante el principio de la película, entrena, está en el Tíbet y todas esas mierdas, vuelve a Gotham, se viste de murciélago y apaliza a unos cuantos ladrones, les entrega a Gordon.Hasta ahí, bien.

Vuelve a la mansión, y al amanecer, Su madre Martha está preparando una gala benéfica contra el cáncer para la alta burguesía de Gotham, y Thomas Wayne, su padre, está comentando algunos temas de Wayne Enterprises con Alfred, mientras comenta sobre su jubilación del Gotham General como director del Hospital.

Hostia, sus padres no han muerto. Ergo, por muy bien desarrollada que esté la acción, por buena interpretación o detalles ingeniosos que tengamos en el argumento, ese no es Batman.

Si Bruce se ha vestido de murciélago sin la motivación básica que le lleva a ello, pues, puede ser un justiciero estupendo, puede ser Kick-Ass, puede ser una especie de Iron Man, pero no será BATMAN.

Hostia, sus padres no han muerto. Ergo, ese no es Batman.

Ahora traslada esa falla irrecuperable en la interpretación del icono, e imagina a Clark Kent sin tener empatía por la humanidad, sin haber sido criado por unos granjeros humildes (o que estos, lejos de enseñarles sus valores, le obliguen a ocultarse y a dejar que la humanidad sufra sin hacer nada), sin querer ser un periodista corriente para después, sin ánimo de gloria, salvar a la humanidad de una catástrofe o a un gatín de un árbol.

Anda, si eso es precisamente MAN OF STEEL.

Alguien en WB/DC no entendió, o no quiso entender, cuales son los mimbres que, durante los primeros cómics, los seriales radiofónicos y cinematográficos, sentaron las bases para que el icono funcionara.

Como véis, este argumento,  no responde a las pataletas de alguien que quiere todavía a Christopher Reeve con el calzoncillo rojo, o que dice a la primera de cambio “Ese no es superman” porque no lleva el rizo o porque Lois le da el pie para acabar siéndolo (El caso de Smalville, que, de por sí, aunque cambiaba una situación concreta del personaje, no alteraba el icono y por qué funciona de una manera).

Lo peor es que ese castillo de Naipes endeble que es el DC Extended Universe, al ser construido sobre un error de base tan grande, muy probablemente caerá año tras año hasta derrumbarse, y no por deseo de detractores, no como fruto de campañas de tíos que prefieran el cine de Marvel Cinematic Universe, sino por no entender sus iconos, no comprender, como quien quiera contar una historia de Ulises o Aquiles, cual es la leyenda y con qué mimbres está construída para funcionar correctamente.

Puedes trasladar a Ulises a la Soap Opera, como en Ulises 31 (1981), pero si no vive la Odisea, y no tiene la motivación de volver a ver a Ítaca y a su esposa Penélope, no será Ulises.

Vámonos al Marvel Cinematic Universe: ¿Es Iron Man, en personalidad, quizás más un Han Solo con armadura, que el Playboy algo pedante y chulesco, pero con poca gracia, que es el del cómic en sus inicios? Sí. Pero es un tipo que, tras una experiencia traumática con las propias armas que su empresa fabrica y vende, decide dar un giro a su vida.

¿Es ahora Peter Parker un skater marginado y dedicado a la informática o a grabarse en webcam? Sí, pero su tío Ben muere a manos de un ladrón, o un asesino, cuando él ya tenía los poderes arácnidos, y su ego no le permitió dedicarlos a ayudar al prójimo. Hasta sigue siendo un Nerd, que es lo que era en los años 60, pero lógicamente con los cambios culturales que se han sufrido en los últimos años (y que, reconozcámoslo, en algunos aspectos han resultado que el resto de la sociedad los mire más positivamente, hoy son algo más parecido a los “polulares” del instituto, en la sociedad, que los del equipo de fútbol o las animadoras. Este fué un cambio muy bien entendido en The Amazing Spiderman y que se continúa, por lo que nos deja entrever el nuevo tráiler, en Spider-man: Homecoming

Claro que podemos cambiar conceptos ornamentales de un personaje para adaptarlo a otro medio o al tiempo en el que transcurra la historia, pero sólo si hemos comprendido su esencia y el mecanismo que le hace funcionar correctamente. Sin temor a equivocarme, y de memoria, creo que podemos decir lo mismo de todos los personajes principales que han desfilado por el universo Marvel cinematográfico en estos años, desde 2008.

Han habido varios Joker, con aspectos e incluso visiones diferentes del personaje, pero válidos. Desde Romero hasta Ledger. Luego, para ilustrar lo que digo en este artículo, está el que NO ES EL JOKER, el de Jared Leto. Han habido MUCHOS Superman, válidos en cuanto al icono, o la leyenda que lo conforma, con variaciones, muchas, todas válidas. Snyder no entiende a Superman. O no quiere.
Man of Steel comienza siendo una muy buena película. Emulando lo que Christopher Nolan haría en la primera de sus películas sobre el Caballero Oscuro, Batman Begins, bebe de varias fuentes a la vez para construir una nueva historia de Superman para un nuevo siglo: La intro de Kripton es más la de la serie de dibujos animados de Paul Dini y Bruce Timm, y lo borda. Partes de la trama, emulan a Superman II (ya dije algo al respecto de esa historia en mi columna, hace eones), se añade un Clark viajero que va realizando hazañas por el mundo antes de establecerse, visto en algunas sagas y reinterpretaciones del personaje, y una Lois Lane que podría infundir en Clark la valentía o el impulso para acabar adoptando la dualidad Superman/Clark Kent, esto último cogido con pinzas, me recordó enormemente al último episodio de Smalville.
Man of Steel comienza siendo una muy buena película.
Pero la película de repente, en uno de los aspectos fundamentales de la leyenda (equivalente a la muerte de los padres de Bruce o a la importancia del Tío Ben en Spiderman), desoye anteriores versiones, y elabora un Jonathan Kent cuyo discurso al adolescente Clark, tras salvar a sus compañeros de morir ahogados, es tremendista, inhumano, y egoista a más no poder. No es el granjero que educa al alienígena hasta hacerlo humano y cargado de los valores básicos de humildad, amor…
…Y para colmo, lo rematan con la escena de la muerte de Jonathan Kent, donde le impide hacer algo que perfectamente podría haber hecho, haberle salvado, sin que nadie más se hubiera percatado de nada, es de una factura digna de las películas de Asylum.
Si vas a imitar a Donner en el aspecto de matar al padre de Clark (que es un hecho que no sucede en muchas de las versiones de cómic, puesto que precisamente que los padres granjeros sigan siendo su amarre al sentimiento de ser humano es uno de los alicientes de su leyenda), hazlo bien:
En “Superman” (Richard Donner, 1978), Jonathan Kent muere por causas naturales, recordándole a alguien con los poderes de un dios, que ni él puede salvarle de algo así. Un broche de oro que en otras versiones no existía pero que en el lenguaje cinematográfico adquiere un peso enorme.
Es un hecho equivalente al adolescente atolondrado que, recién estrenados unos poderes arácnidos que podrían hacerle rico, se dedica a sí mismo hasta que, pudiendo haber impedido un robo, el mismo acaba originando la muerte de su tío. Impotencia.
El mejor Superman para mí, en comparación o por lo que he recordado siempre de los cómics, es el de Lois & Clark. ¿Por qué? Una de las mejores cosas que había en algunas épocas, sobretodo la de John Byrne, era la relación de Clark con sus padres. Y sí, Lois & Clark sería de bajo presupuesto, imitaría los seriales clásicos y hasta las bizarras aventuras de los 50 y 60, pero entendía a SUPERMAN mejor que ninguna de las adaptaciones cinematográficas hasta la fecha. Era delicioso ver cómo Martha y Jonathan pasaban el fin de semana en Metrópolis, como ayudaban a su hijo con dilemas superhumanos, y cómo, una vez casados, Lois y Clark discutían por reformar el piso a supervelocidad o hacerlo “normal” para disfrutarlo más.

No se ha llegado a entender al “Superman fruto de todas las épocas de cómic y cine”, como lo hicieron en aquella serie.

 

Anuncios

EL CAFECÓMIC t4 ep08 “Hulka, Elf Service, y más…”

Hoy hablamos de Hulka y su nueva ¿Tercera, Cuarta? Serie regular. En esta ocasión, consecuencia directa de CIVIL WAR II.

También os resumimos qué tal fué la BRIVICON de Briviesca, donde estuvimos los de El Saloncito del Cómic dándolo todo.

Y os informamos, mañana tenemos PRESENTACIÓN DE “ELF SERVICE, de Chapu y Heiper!

 

EL CAFECOMIC t4 ep06 “Famosos que mueren, Actores en Spiderman, y más redes…”

Zendaya y otros actores se suman al rodaje del Spider-Man de MARVEL, ahora que ya tiene los derechos del personaje y nos lo presentó en Civil War. Esta y más noticias, en EL CAFECÓMIC 06…

Guardar

#POWERPAINS 4×02 -Bat-Productora Ejecutiva

powerpains-lor-02

Pues sí, amigos… Como ya sabéis todos, Warner/DC ha ofrecido a Margot Robbie producir varias películas del universo DC cinematográfico. ¿Cómo se tomará esto Affleck, o el propio Snyder, si el acuerdo va más allá del Spin-Off de Harley Quinn?

EL CAFECOMIC t4 ep 03 “El café de los Frikis, El monstruo que viene a verme, y los cómics…”

La fiesta de las Salchichas, mucha gamberrada, y Un Monstruo viene a Verme, de Juan Antonio Bayona.

14691114_1280252655329848_8291696242919633138_n

EL CAFECÓMIC t4 ep02 “Yo quiero un Azpiri, Escuadrón Suicida, y más cosas.”

El Segundo Cafecómic de la Temporada 4, en la que Albano Salatti e Iván Sarnago nos van contando las noticias comiqueras, televisivas y cinematográficas de la semana.

Ven con nosotros al CAFECÓMIC!! Todos los viernes, en Radio Evolución Burgos, a las 10:40 horas!

Y por aquí, en Periscope:

Periscope: EL CAFECOMIC 02

Y mañana, en el Cafecómic…

Como todos sabéis ya, cada viernes en Radio Evolución, en streaming, en youtube, y también en directo si es posible desde nuestro facebook de El Saloncito del Cómic, tenemos una nueva entrega del programa EL CAFECÓMIC, que da título a este blog.

boton_general_cafecomic_on

Hablaremos de Capitán América: Civil War y de Sucide Squad como recordatorio de dónde nos quedamos antes del verano, y comentaremos nuestras impresiones al respecto y de noticias y rumores surgidos tras estos estrenos. Por ejemplo, la noticia de que Margott Robbie (Harley Quinn), ha firmado como PRODUCTORA de al menos un par de films del universo DC. ¿Significa eso que Warner quiere película de Harley Quinn en solitario? ¿Es necesario que fiche antes como productora que como protagonista, como sucede en otras ocasiones, que los actores firman sencillamente por 3 entregas posibles?

Sin abandonar al Capi, comentaremos las primeras impresiones de “CAPITÁN AMÉRICA #1”, el cómic que recientemente ha provocado riadas de críticas, exabruptos, y maldiciones, entre los lectores americanos. ¿Por qué? Lo revelaremos mañana…

20161005-logan

Y también elucubraremos sobre la sinopsis oficial y primeras imágenes de LOGAN, la tercera entrega de las aventuras cinematográficas de Lobezno, interpretado nuevamente (y van…) por Hugh Jackman, que, mal que pese a algunos, va a ser difícil que sea reemplazado en el papel a medio o largo plazo sin riesgo.

Nos oímos mañana, a las 10:45, en Radio Evolución, y nos vemos a la misma hora, en el facebook de El Saloncito del Cómic!

#POWERPAINS 4×01 -Bat-Paliza

powerpains-lor-01
© Iván Sarnago y Lorenzo González Llopis. Pulsa imagen para ampliar.

La verdadera paliza, nos la ha dado nuestro nuevo dibujante, LORENZO GONZÁLEZ LLOPIS, recién salido de la Escuela del Saloncito del Cómic, que se ha incorporado este año como becario en nuestro estudio gráfico.

Siguiendo la línea de dibujo de Iván Sarnago, pero con su propio estilo, Lorenzo nos contará, con guiones del jefe, las locuras y situaciones que se den en el mundo del tebeo y las películas de superhéroes.

Por supuesto, para los que ya conocíais #POWERPAINS, este es el volumen 4, podéis leer más tiras de superhéroes y gamberradas en POWERPAINS aquí y aquí… Y además prometemos que resolveremos la incógnita que se nos quedaba abierta en las últimas entregas…

Pero eso será en próximas entregas. ¡Permaneced sintonizados al CAFECÓMIC, que además, vuelve este viernes a Radio Evolución!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

1975, el año que nací yo, Simone dice, pero no te enteras, Outcast lo peta fuerte, y Cho al cuadrado, una lectura veraniega y fresca.

¿Pues no va y edita Dolmen Editorial su segundo Anuario, esta vez dedicado a 1975? Me pilla lejos, hay artículos muy, muy interesantes, pero lógicamente no son salvo sagas conocidas, cómics que yo leyera.

Claro, porque en ese momento, en ese año, yo estaba naciendo. Concretamente el 2 de Octubre. Curioso leer el artículo sobre lo warnerizada que estaba Marvel en aquellos años, con bailes constantes de Editor Jefe, de Presidente, y en definitiva, en algunos casos haciendo poco caso a sus publicaciones, que a veces se agolpaban en los kioskos, y otras veces, necesitaban de los hoy ya normalizados “fill-in”, esas historias de relleno que seencargan a autores diferentes y se utilizan para publicar un mes en una colección regular, si el material correspondiente se ha retrasado. En fin, detalles de los entresijos y despachos, sobre los que tanto me gusta leer y aprender, y algunos articulazos imprescindibles, no sólo sobre cómics, sino también relacionados con el cine en aquel momento, la época, que ayudan a entender mejor un año de historia.

No me cansaré de recomendar estos anuarios Dolmen, y de esperar que estén funcionando, y pronto tengamos otros años relevantes, como, por ejemplo, 1992, año de fundación de Image Cómics, que lo cambiaría casitodo en el panorama comiquero americano, donde Marvel y DC se repartían el pastel y las editoriales menores se tenían que conformar con las migajas.


Este mes ha tocado, hablando de fill-ins, un relleno infumable en la edición española de Asombroso Spiderman (sin guion). Guionizado, reguleras absoluto, por Jacinto Molina (¿Ese no hizo de Octopus en Spiderman II? Ah, no, ese era Alfred), y dibujado por una de las estrellas más sobrevaloradas e incapaces desde Greg Land, el caótico y antinarrativo Simone Bianchi. Ojo, no es un tío que dibuje mal. Un mal dibujante no lo es sólo por esa razón. De hecho, se ha hecho hiperfamoso en muy poco tiempo, porque ha logrado llegar al público con una habilidad para el color muy especial y llamativa, así como por unas composiciones de portada y páginas, que al principio pasaban como algo novedoso, pero se descubrieron poco a poco como resultado de alguien que prima lo artístico por encima de la narración. En esta ocasión, además, Bianchi deja ver más claramente que, más allá del color, domina bastante poco, mezcla gestos y expresiones con movimientos absolutamente forzados sin que estos guarden relación alguna no ya con el guión, sino con lo que parece que quisiera transmitir el propio dibujo. Tampoco parece poner ganas en caracterizar convenientemente a los personajes durante una historia, y asistimos, sin enterarnos de nada, a los cambios de aspecto de un Peter Parker mutante que a veces se parece a Son Goku y otras a Sheldon Cooper, y eso cuando su cara no está en sombras. Un dibujante Cani en toda regla, y escribí esto antes de saber siquiera cuál era su aspecto físico en las convenciones:

En fin, a cada cual lo suyo: Coloreas muy bonito, pero tienes que empaparte de cómic y cine hasta comprender por qué y cómo se narra de verdad en estos medios. O siempre puedes venirte al Saloncito del Cómic, que de otras cosas no sabremos, pero nuestras clases de Narrativa Gráfica son de las mejores del país, con permiso de nuestro maestro en la Joso, Mike Ratera.

La que sí que resulta sólida, ascendente y no caerá rápidamente cuando se pase la moda, es la carrera de Robert Kirkman. Como ya sabréis, es guionista, co-creador de The Walking Dead y de Invencible, sus dos cómics estrella, y también guionista, creador y productor de su versión televisiva, que ya alcanza este año su 7ª temporada, y la 2ª de su spin-off “Beware The Walking Dead”. Y por si fuera poco el éxito televisivo de este creador, nos ha llegado, casi por sorpresa y sin darnos tiempo a reaccionar, el Piloto de su nueva serie: OUTCAST.

El piloto de Outcast está tan bien desarrollado que no puedes evitar querer ver de un tirón el resto de la temporada, con ese vicio que Netflix nos ha inoculado con maravillas como Daredevil, Narcos o Orange is the New Black. Cuenta la historia de un joven atormentado al que persigue una suerte de maldición a través de los años y de sus seres queridos. Un ambiente entre Expediente Warren y El Exorcista (A mí hay momentos que me recordaron poderosamente a la adaptación fílmica de Constantine), unas interpretaciones de muy alto nivel, y una trama, no en exceso complicada, de la que ya hay ganas de seguir viendo más.

La sorpresa del verano, y yo, que me había perdido el cómic, voy a buscarlo por ahí inmediatamente. Por cierto, si vosotros tampoco conocíais el cómic, en España se ha publicado traducido, y se titula Paria.

Hablando de verano, y de las lecturas de grapa de las últimas semanas, pues os voy a recomendar la divertidísima THE TOTALLY AWESOME HULK, nuevo Hulk para nuevos/viejos lectores, escrito Greg Pak, ya veterano contando historias del Goliat Esmeralda, y dibujado, al menos en su primer arco, por Frank Cho, alguien ante quien arrodillarse por su dominio de la anatomía (y no sólo la femenina), de la narrativa gráfica, y del humor.

Ah, y de los monstruos.

En esta ocasión, y a estas alturas ya no es ninguna sorpresa, HULK ya no es Bruce Banner, sino que es aquel “nuevo Rick Jones” nacido hace una década aproximadamente, el chaval superdotado de rasgos orientales conocido como Amadeus Cho. Un nuevo escenario, nuevos secundarios, viejos también (Que se lo digan a Hulka a quien Amadeus llamó “cuarentona”), y mucha diversión.

Altamente recomendable, yo pienso llevármelo este verano para releerlo en la playa y llenar las grapas de arena.