Al Menos, a Mi Parecer… Man of Steel, no Superman.

// Vuelvo con esta columna de opinión personal, en la que suelo enfocar algunos temas del mundo del cómic, el cine, el frikismo en general, bajo mi punto de vista pero intentando aportar también los conocimientos adquiridos a nivel profesional. Desde este año, la compondré con los pensamientos que voy plasmando en mi perfil personal de Facebook y las reacciones que estos suscitan, para construir más fácilmente mis columnas ya que, de otra manera, por falta de tiempo, siempre se quedan en borradores en el disco duro. 🙂

MAN OF STEEL, no Superman.

Publicado en facebook el 4 de Enero de 2017 a las 22:00

Imagina a Batman. Le sigues durante el principio de la película, entrena, está en el Tíbet y todas esas mierdas, vuelve a Gotham, se viste de murciélago y apaliza a unos cuantos ladrones, les entrega a Gordon.Hasta ahí, bien.

Vuelve a la mansión, y al amanecer, Su madre Martha está preparando una gala benéfica contra el cáncer para la alta burguesía de Gotham, y Thomas Wayne, su padre, está comentando algunos temas de Wayne Enterprises con Alfred, mientras comenta sobre su jubilación del Gotham General como director del Hospital.

Hostia, sus padres no han muerto. Ergo, por muy bien desarrollada que esté la acción, por buena interpretación o detalles ingeniosos que tengamos en el argumento, ese no es Batman.

Si Bruce se ha vestido de murciélago sin la motivación básica que le lleva a ello, pues, puede ser un justiciero estupendo, puede ser Kick-Ass, puede ser una especie de Iron Man, pero no será BATMAN.

Hostia, sus padres no han muerto. Ergo, ese no es Batman.

Ahora traslada esa falla irrecuperable en la interpretación del icono, e imagina a Clark Kent sin tener empatía por la humanidad, sin haber sido criado por unos granjeros humildes (o que estos, lejos de enseñarles sus valores, le obliguen a ocultarse y a dejar que la humanidad sufra sin hacer nada), sin querer ser un periodista corriente para después, sin ánimo de gloria, salvar a la humanidad de una catástrofe o a un gatín de un árbol.

Anda, si eso es precisamente MAN OF STEEL.

Alguien en WB/DC no entendió, o no quiso entender, cuales son los mimbres que, durante los primeros cómics, los seriales radiofónicos y cinematográficos, sentaron las bases para que el icono funcionara.

Como véis, este argumento,  no responde a las pataletas de alguien que quiere todavía a Christopher Reeve con el calzoncillo rojo, o que dice a la primera de cambio “Ese no es superman” porque no lleva el rizo o porque Lois le da el pie para acabar siéndolo (El caso de Smalville, que, de por sí, aunque cambiaba una situación concreta del personaje, no alteraba el icono y por qué funciona de una manera).

Lo peor es que ese castillo de Naipes endeble que es el DC Extended Universe, al ser construido sobre un error de base tan grande, muy probablemente caerá año tras año hasta derrumbarse, y no por deseo de detractores, no como fruto de campañas de tíos que prefieran el cine de Marvel Cinematic Universe, sino por no entender sus iconos, no comprender, como quien quiera contar una historia de Ulises o Aquiles, cual es la leyenda y con qué mimbres está construída para funcionar correctamente.

Puedes trasladar a Ulises a la Soap Opera, como en Ulises 31 (1981), pero si no vive la Odisea, y no tiene la motivación de volver a ver a Ítaca y a su esposa Penélope, no será Ulises.

Vámonos al Marvel Cinematic Universe: ¿Es Iron Man, en personalidad, quizás más un Han Solo con armadura, que el Playboy algo pedante y chulesco, pero con poca gracia, que es el del cómic en sus inicios? Sí. Pero es un tipo que, tras una experiencia traumática con las propias armas que su empresa fabrica y vende, decide dar un giro a su vida.

¿Es ahora Peter Parker un skater marginado y dedicado a la informática o a grabarse en webcam? Sí, pero su tío Ben muere a manos de un ladrón, o un asesino, cuando él ya tenía los poderes arácnidos, y su ego no le permitió dedicarlos a ayudar al prójimo. Hasta sigue siendo un Nerd, que es lo que era en los años 60, pero lógicamente con los cambios culturales que se han sufrido en los últimos años (y que, reconozcámoslo, en algunos aspectos han resultado que el resto de la sociedad los mire más positivamente, hoy son algo más parecido a los “polulares” del instituto, en la sociedad, que los del equipo de fútbol o las animadoras. Este fué un cambio muy bien entendido en The Amazing Spiderman y que se continúa, por lo que nos deja entrever el nuevo tráiler, en Spider-man: Homecoming

Claro que podemos cambiar conceptos ornamentales de un personaje para adaptarlo a otro medio o al tiempo en el que transcurra la historia, pero sólo si hemos comprendido su esencia y el mecanismo que le hace funcionar correctamente. Sin temor a equivocarme, y de memoria, creo que podemos decir lo mismo de todos los personajes principales que han desfilado por el universo Marvel cinematográfico en estos años, desde 2008.

Han habido varios Joker, con aspectos e incluso visiones diferentes del personaje, pero válidos. Desde Romero hasta Ledger. Luego, para ilustrar lo que digo en este artículo, está el que NO ES EL JOKER, el de Jared Leto. Han habido MUCHOS Superman, válidos en cuanto al icono, o la leyenda que lo conforma, con variaciones, muchas, todas válidas. Snyder no entiende a Superman. O no quiere.
Man of Steel comienza siendo una muy buena película. Emulando lo que Christopher Nolan haría en la primera de sus películas sobre el Caballero Oscuro, Batman Begins, bebe de varias fuentes a la vez para construir una nueva historia de Superman para un nuevo siglo: La intro de Kripton es más la de la serie de dibujos animados de Paul Dini y Bruce Timm, y lo borda. Partes de la trama, emulan a Superman II (ya dije algo al respecto de esa historia en mi columna, hace eones), se añade un Clark viajero que va realizando hazañas por el mundo antes de establecerse, visto en algunas sagas y reinterpretaciones del personaje, y una Lois Lane que podría infundir en Clark la valentía o el impulso para acabar adoptando la dualidad Superman/Clark Kent, esto último cogido con pinzas, me recordó enormemente al último episodio de Smalville.
Man of Steel comienza siendo una muy buena película.
Pero la película de repente, en uno de los aspectos fundamentales de la leyenda (equivalente a la muerte de los padres de Bruce o a la importancia del Tío Ben en Spiderman), desoye anteriores versiones, y elabora un Jonathan Kent cuyo discurso al adolescente Clark, tras salvar a sus compañeros de morir ahogados, es tremendista, inhumano, y egoista a más no poder. No es el granjero que educa al alienígena hasta hacerlo humano y cargado de los valores básicos de humildad, amor…
…Y para colmo, lo rematan con la escena de la muerte de Jonathan Kent, donde le impide hacer algo que perfectamente podría haber hecho, haberle salvado, sin que nadie más se hubiera percatado de nada, es de una factura digna de las películas de Asylum.
Si vas a imitar a Donner en el aspecto de matar al padre de Clark (que es un hecho que no sucede en muchas de las versiones de cómic, puesto que precisamente que los padres granjeros sigan siendo su amarre al sentimiento de ser humano es uno de los alicientes de su leyenda), hazlo bien:
En “Superman” (Richard Donner, 1978), Jonathan Kent muere por causas naturales, recordándole a alguien con los poderes de un dios, que ni él puede salvarle de algo así. Un broche de oro que en otras versiones no existía pero que en el lenguaje cinematográfico adquiere un peso enorme.
Es un hecho equivalente al adolescente atolondrado que, recién estrenados unos poderes arácnidos que podrían hacerle rico, se dedica a sí mismo hasta que, pudiendo haber impedido un robo, el mismo acaba originando la muerte de su tío. Impotencia.
El mejor Superman para mí, en comparación o por lo que he recordado siempre de los cómics, es el de Lois & Clark. ¿Por qué? Una de las mejores cosas que había en algunas épocas, sobretodo la de John Byrne, era la relación de Clark con sus padres. Y sí, Lois & Clark sería de bajo presupuesto, imitaría los seriales clásicos y hasta las bizarras aventuras de los 50 y 60, pero entendía a SUPERMAN mejor que ninguna de las adaptaciones cinematográficas hasta la fecha. Era delicioso ver cómo Martha y Jonathan pasaban el fin de semana en Metrópolis, como ayudaban a su hijo con dilemas superhumanos, y cómo, una vez casados, Lois y Clark discutían por reformar el piso a supervelocidad o hacerlo “normal” para disfrutarlo más.

No se ha llegado a entender al “Superman fruto de todas las épocas de cómic y cine”, como lo hicieron en aquella serie.

 

Anuncios

Al menos a mi parecer… Suicide Brothers.

¿Es fanatismo o que te pague Disney decir que es evidente, que en los despachos de DC/Warner pasa algo loquísimo y desorientado, desde antes incluso de los últimos estrenos de películas DC, y que eso no tiene nada que ver con tus afiliaciones políticas o filias sexuales?
Porque la risa es que esto pasa desde el mismo momento en que triunfó Superman en el 38, y les pilló de sorpresa. Y ojo, bendita locura si en su momento dió cosas como Lois & Clark, el Batman de Tim Burton y el de Nolan, y nos preservó de “presuntas” locuras como algunos proyectos que quedaron en un cajón.
También Marvel tuvo lo suyo, por supuesto, en otras épocas. Pero de repente, poco a poco y con paso firme y también prudencia a partes iguales, lo que hoy se llama Marvel Studios, fué avanzando, y hoy en día no se puede toser encima de un trabajo que en general ha ido solidificándose con esfuerzo, por supuesto algún que otro error, y que además ha diversificado géneros (pero no dentro de una misma película).

ESCUADRÓN SUICIDA, esa pequeña desazón.

Entretenida, resultona… No hay que tirar por tierra todo el trabajo conceptual y de actores de Escuadrón Suicida (David Ayer, 2016), pero no es de extrañar  que, a la que se centra uno (como ocurrió en Batman v Superman) en lo meramente cinematográfico, la película parece realizada por Asylum en horas bajas.

La sucesión de escenas “porque quedarán chulas”, atropellándose unas a otras, fichas de personaje que suceden a la velocidad del rayo y tampoco pueden leerse, la repetición incluso de algunos momentos sin una justificación clara, y sobretodo, esa desazón extraña que se ha producido en casi todo el público en los primeros 30 minutos, y que luego ya no abandona al espectador aunque la película y algunos personajes levantan la función.

Hay muchas cosas, como un argumento que no se sostiene por ningún lado, una escena post-créditos que ya redunda y sobra si se tiene en cuenta el resto de la película, unos giros de guión que conducen a los personajes a ningún sitio, e improvisaciones gravísimas de última hora que parecen jugar a imitar lo mejor de otras películas recientes, sin entender por qué aquellas han funcionado (Hola, Deadpool, hola, Guardianes de la Galaxia!). Pero de todo ello, el mejor ejemplo para demostrar que todo lo que se ha visto en pantalla del nuevo universo DC cinematográfico, está siendo coordinado por una gallina descabezada, es el tratamiento del Joker y algunas escenas relacionadas con el mismo.

Si me justifican un Joker más bien mafiosete de barrio bajo ruso, que se pinta (edito: me justifican que su piel es blanca entera, lo cual sigo sin ver claramente y entonces me plantea si no hay un problema de producción grave y de maquillaje) y tatúa por que quiere, podré aceptarlo (no estaría muy lejos en concepto del Joker de The Dark Knight), pero no entiendo entonces la escena del tanque de “amor”. Porque eso no es ácido, ya que ese joker no tiene la piel blanca sino pintada, y tampoco Harley tendría ninguna secuela después de “sacrificarse” por su Pastelito y tirarse voluntariamente al tanque, y, aquí viene el concepto “metamos estas escenas porque son chulas y lo petarán en tumblr”, en la escena de los cómics que se parece a este momento de la película, es el Joker quien empuja a la doctora Quinzel y la tira al ácido (una escena nada romántica), pero ya digo que sin ninguna relación lógica con el tipo de personaje que se supone, han planteado en el guión e interpretación. Vamos, que tampoco hubiera quedado bien esta escena en el Joker de Ledger, por la misma justificación, pero es que allí no se cometieron errores de coherencia interna como estos.

Así que sólo me explico la escena del tanque, en esta película, si el contenido no es ácido sino amor en estado líquido, para que todo sea superguay y vendamos muchas camisetas de este joker de Mujeres, Hombres y Viceversa. Y ojo, que a juzgar por lo amigos que se hacen todos estos “malos” (¿cuántas veces dicen en esta película “sómos los malos”, para luego no matar a nadie salvo apalizar masillas?), se diría que en las escenas eliminadas el Joker se dedica a invitar a todo el Escuadrón Suicida a tirarse en el tanque de amor.
GIF_suicide_squad_joker_harley_quinn
dc-confirms-the-joker-is-not-a-member-of-the-suicide-squad-800244
Encuentra las 7 diferencias…
En fin, a mí me encantaría ver una película del Escuadrón Suicida tal y como se lo planteó Ostrander en los primeros cómics, me hubiera gustado ver también, no ya el Dark Knight de Frank Miller, pero al menos sí aquel Batman v Superman que se planteó en algunas miniseries interesantes dentro de las colecciones regulares… Material bueno en los cómics de DC hay a rabiar. Ahora, si te preocupa la estética o lo que se mueve en tumblr por encima de adaptar o recrear un concepto cinematográficamente, adelantas más vendiendo cromos coleccionables con colorines estridentes de los personajes.
Veamos los siguientes pasos, si valoran los tropiezos actuales y pulen conceptos… Pero de momento yo esperaré hasta que llegue el Batman de Affleck en solitario y con la dirección y timón propia del bueno de Ben, y quizás los aportes de Geoff Jones si apunta por el camino de “Batman Earth One” por ejemplo.
Al menos, a mi parecer.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Al Menos a mi Parecer… 30 Aniversario de Calvin & Hobbes.

No todos los días cumple 30 años una de tus mayores influencias. Comencé mi carrera profesional haciendo tira cómica, aunque lo que yo quería siempre era hacer cómic-books o álbumes tipo Mortadelo, pero esto era lo que había. Apenas algún periódico o publicación “de bar”, te pedía, si les gustaba tu trabajo, un par de tiras.

2X158

Así empecé. Y siempre he admirado la tira de prensa norteamericana, he leído Garfield desde chaval, he leído Peanuts (aunque nunca conectaba con Carlitos, la verdad), Mafalda… Fué un poco más adelante cuando me interesé, gracias al libro De Los Cómics a la Pantalla, de Roman Gubern y Javier Coma, por otras tiras de prensa que antes no había conocido, y que en este país eran difícilmente encontrables, como la de Li´l Abner, de Al Capp, o las de detectives con Dick Tracy y los Hombres G.

Pero tengo un rinconcito especial, un descubrimiento ya tardío, alla por 1998, que marcaría mi concepción de la tira cómica: Calvin & Hobbes. La narrativa, la ductilidad y plasticidad de Bill Watterson para contar cualquier cosa en diferentes estilos, y, sobretodo, las ensoñaciones de Calvin, con las que, aún hoy con la edad que tengo me sigo identificando al 100%, me dieron un “toque de atención” sobre cómo podría contar algunas cosas que siempre he querido contar.

2X85

A partir de aquella influencia, y también la más reciente aún de Liberty Meadows, de Frank Cho, surgió el aspecto final de #CHICADESERIEB. Difícil explicar con palabras la admiración sentida por Watterson, pero lo intenté, en una de las tiras que he hecho que más han llegado a vuestros corazoncitos:

2X127

Al Menos, a mi Parecer… 22- Superman, o sólo un tío con capa.

Reflejar BIEN a Superman es tener en cuenta que sus padres terráqueos le convirtieron en alguien que, pese a que una fuerza extraña pueda volverle malo, tiene el concepto de maldad de romper botellas disparando cacahuetes. Y por tanto, tener en cuenta que en sus cabales, antepondría la seguridad de los seres humanos, a su vida.
Si entiendes eso, y lo incluyes en tu versión de Superman aunque acabe siendo un vaquero en el Lejano Oeste, harás un buen Superman. Aún sin traje azul ni capa.
Puede entenderse que esto sea un concepto caduco, pero se puede jugar con ello. Así lo hizo espectacularmente bien Kurt Busiek en Astro City, reflejando los problemas psicológicos de alguien que quiere estar en cualquier punto del planeta para arreglarlo todo, y aún así no podrá. Espectacularmente bien lo hizo Joe Casey en Mr. Majestic, y, en el otro lado de la balanza, explicando a un Superman que no es exactamente el mismo en cuanto ese valor moral granjero no se le imparte, lo hizo Mark Millar en Superman: Red Son y Busiek, again, en Superman: Secret Identity, partiendo de un elemento diferenciador. También Millar ha escrito los mejores Superman “canon” en mucho tiempo en los cómics de estilo Cartoon de Superman Aventures.
El propio Geoff Johns lo ha bordado últimamente en las decadas recientes, con obras como la etapa de Superman que co-escribió con Richard Donner y después en solitario, incluída la maravillosa SUPERMAN: Secret Origin.
Sabéis que no soy purista en estos aspectos. Vaya por delante para que nos ahorremos contestaciones airadas y carentes de razón.
Superman20Comics_800
Ya recordaréis por alguno de mis artículos, que Superman y Superman 2 son para mí el ejemplo perfecto, más la segunda en cuanto a contenido más que a cómo esté rodada o terminada, de adaptación de un héroe como él.
Lo de Man of Steel, es, sencillamente, y como es habitual en las decisiones de despachos en DC y Warner, que no hubo nadie a los mandos. Es pésimo el guión hasta decir basta, el gran problema reside precisamente en no haber sabido gestionar la relación de Kal-El (sí, no estoy diciendo Clark, no existe) con sus padres adoptivos, y el discurso de Jonathan Kent después del salvamento del autobús, es el error más grande al tratar un personaje como Superman.
Hubiera molado una peli de Kripton hecha por los mismos responsables porque es la parte que se sustenta, y muy bien, de toda la película. Pero el resto, al tercer visionado me ha confirmado que la preocupación en la realización de esa película era continuar el aspecto visual de las películas de Batman de Nolan, olvidando absolutamente con qué materia prima se está trabajando. Si es que puede decirse que hay algo en esa película más allá que repetir el esquema básico de Superman II, sin entender que esa historia tenía más que ver con una tragedia mitológica que con la presencia de Zod, se podría haber hecho el mismo esquema de historia con la Ameba malvada del Caribe y hubiera funcionado si Clark hubiera abandonado o perdido los poderes temporalmente como sacrificio por la humanidad.
Entender cómo adaptar, cómo hacer funcionar un personaje no es sólo respetar o no su capa y su símbolo en el pecho. Man Of Steel es como hacer una película de Hércules en la que no es hijo de un dios y su poder lo adquiere al entrenar duro. Algo no has entendido por el camino. No se trata de que Superman pueda o no ser más duro, ser más rudo y llevar o no las mallas, sino que el Superman de Donner, si hubiera vestido con camisa de cuadros y sombrero de paja, durante toda la película, hubiera seguido siendo Superman. Un personaje no son sus rasgos básicos y los tres detalles de su origen respetados.
Por la misma razón, volvemos a Geoff Johns, puedes hacer como hizo el, que Batman se entrene porque su mayordomo es en realidad un ex-militar entrenado que le hace de Sensei, puedes alterar elementos concretos, pero funcionará si estás entendiendo el todo que rodea al icono. Por eso es una de las mejores reinterpretaciones del personaje su Batman: Earth One, porque esos elementos alterados, precisamente sobre los que sí suelen poner el grito en el cielo los “puristas” enajenados, no tienen que ver con la esencia, la leyenda, del personaje.
3eaa68b04115ffa759d1e30c_Chavez3

Ya he hablado en más ocasiones de Superman, al final parece una de mis obsesiones.

Podéis leer algunas columnas más sobre el tema en AL MENOS, A MI PARECER…, aunque aún queda trabajo para reponerlas todas…

Mientras tanto, podéis seguirme en twitter, en tumblr, en facebook, y en instagram. Ah, y en Ello!

boton_general_ivansarnago_on boton_general_unrated_on favicon

Guardar

Al menos a mi parecer… Adiós a una Buena idea. Serie B Cómics.

serieb_pq Sería quedarme corto decir que fué un enorme placer dedicar los posibles ratitos que podría haber aprovechado para mí, a enseñar, abrir camino, intentar colaborar con quien fuera, abrir mentes de otros a posibilidades que estaban ahí (puedes enseñar a dibujar pero si además enseñas, con tu experiencia, a otros, aprenderán cómo funciona todo, no sólo el dibujo, y podrán elaborar un webcómic semanal, colaborar con terceros en guiones, aportaciones, dibujo)… Ahora veo que la “B”, que en principio vino dada por “Chica de Serie B” y que supuso además en su segunda fase abrir MI CASA, mi blog, a otros colaboradores y tiras, era la B de “Beta”. Beta porque terminó por ser un primer paso, una “prueba” de lo que será mi nuevo rumbo, mi (nuestra, pues Guillermo M. Jiménez es mi socio en esto) empresa. DSC00663 Pero entonces, entre 2010-11, no me empujaba ningún ánimo empresarial. Creía que lo poquito que había aprendido en estos años, y lo mucho, en impacto, que había conseguido con mi tira cómica “Quiero una Chica de Serie B”, podría servir para abrir camino a otros. libros texto 2_b Comercial Sin Aval, María del Carmen Rayoláser, Jonás, Bandasonados, colaboraciones en otras creaciones… CHICADESERIEB, el blog, se abría a más tiras, al principio creadas por mí como Brenda, y luego a otras cosas. La primera fase como multiblog fué muy bonita, a eso se sumaron mejores experiencias impartiendo talleres y clases de dibujo, colaboraciones con Chapu haciendo cómics en vivo 24 horas, como en el caso de Enigma Dimensión. AVANCE_01 calavera meteoro lumpur_flea_amigo masterclass_logo El paso adelante era lógico, y alguien nos ofrecía alojamiento, donde podríamos establecer un modelo de red social y sistema de blogs, que, como idea, sigo creyendo en ella y estando muy orgulloso de las bases que se redactaron, con las cuales me pateé editoriales incluso y hablé con unos y con otros para que fueran copartícipes. Las cosas no siempre salen bien, y esto requería creo, un compromiso mayor, y un esfuerzo laboral que nadie te paga, con lo cual la ilusión quizás dió lugar a “peros” y cansancio. Serie B no podía suceder tal y como yo quería. Tampoco es que yo supiera delegar, es algo complicado que se aprende con esfuerzo, de ambas partes. seriebcomic_social_banner Después vino otra oportunidad. La escuela física, donde poder encargarse unos de clases, otros de otras clases, y entre todos, quizás sí de seguir manteniendo ese sueño que era Serie B y, habiéndolo mantenido un poco vivo, haber conseguido algo. Quién sabe, aún a lo mejor se ha conseguido mucho. Algunos hasta han decidido mucho más fuerte que quieren dedicarse a hacer cómics, aunque sólo sea por haber tenido alguna relación con Serie B. reformas escuela. Con colaboraciones como la de Chapu en proyectos profesionales que salían sí y no, con Mario Larrá en el estudio en casa un poco más adelante, Ittai Manero durante los meses que pasó por aquí, Guillermo Martínez, Alberto Sancho, y otros estudiantes de mis diferentes cursos de cómic y aprendices, noveles, profesionales, y mucha alegría, intenté siempre construir algo. Hay quienes piensan más en individual, pero yo siempre he recordado a gente como El Torres, Busquet, Jordi Coll, gente que a veces aún no teniendo mucho, han intentado ayudar a abrirse camino a otros. Esto reporta a veces resultados negativos. Y dirán, y no dirán de mí, eso me da igual. Pensar en individual da muy buenos frutos a quien lo ve de una manera práctica y busca la recompensa única, yo por desgracia siempre pienso en lo mal que lo pasé en este mundillo intentando hacer cosas, y procuro dejar un hueco. Editar a otros, aunque sea en sus fanzinillos de Comercial Sin Aval, apoyar ideas y proyectos que se hacían durante las horas de trabajo en la escuela… Todo eso ya queda atrás. Me habré equivocado o quizás no, pero da igual lo que hagas. No se puede agradar a todos. vialoco_grande_p Pero Unrated Cómics s.c. (y pronto s.l.), ahora es una empresa. Y ahora, no podremos dedicar altruistamente espacios web, ni tiempo, no podremos plantearnos muchas de esas cosas fanzineras que son las que a mí realmente me han divertido siempre. No podemos permitirnos perder el tiempo, dudar, hacer dudar a otros compañeros. Hay que editar todos los meses, hay que llevar una escuela, y hay que SPOILER cosas que podréis saber muy pronto. Esto es serio, y necesitamos dedicar 100% el esfuerzo, económico, que es muy alto, y profesional, que es mayor aún que 30.000 euros, a construir algo. Y sí, en ese proyecto sigue estando en mi mente poder dar algo de trabajo a profesionales, poco a poco, si el estudio funciona y esto se mueve correctamente. favicon El Saloncito del Cómic, que es el espacio físico en Burgos donde alojar la Escuela de Cómic y el Estudio Gráfico de Unrated Cómics, que será el portal online, y el Cafecómic, la librería-café donde podréis venir a leer tebeos y tomaros algo, os están esperando. A todos. Sin título-1 Respecto a lo que hasta hoy era Serie B, continuará de alguna manera, y procuraremos que quienes quieran estar, sigan teniendo un espacio, mejor elaborado que en anteriores encarnaciones, y puedan sacarle rendimiento. Pero por el momento, hay que ser serios y abordar otras prioridades. Adiós, Letra B.

AL MENOS, A MI PARECER… 20 -La portada de Batgirl.

Esta misma semana, una noticia curiosa: DC CÓMICS retiraba una portada, en la que el Joker tenía amordazada a la nueva Batgirl, y la pintaba una sonrisa por encima de la mordaza.

Batgirl #41 joker variant DC Comics withdrawn, art by Rafael Albuquerque

Antecedentes: Bueno, esta portada era una alusión a una obra clásica de la editorial, La Broma Asesina, de Alan Moore y Brian Bolland, pero alguien pensó que además era una clara alusión o exaltación del MALTRATO DE GÉNERO, y ya la tenemos liada. Para qué más.

He de aclarar que, la nueva Batgirl, después de varios reinicios de los orígienes de los personajes de la editorial, es ahora una niña de unos 11 o 12 años, vestida con ropa de cuero, botas, y que pega a los malos y se divierte haciéndolo. Un cómic de la nueva DC con una clara influencia, estética, de la HIT-GIRL del cómic para adultos KICK-ASS, pero que se quedaba ahí nada más, en lo estético y en la edad. Hit-Girl es una asesina, en un cómic para adultos sangriento y muy duro de leer, y la nueva Batgirl parece haberse enfocado a un público infantil femenino.

Era lógico por tanto que la editorial se asustara ante las quejas, después de probablemente haber encargado ellos mismos esa portada sin pensar en las consecuencias.

Pero vaya, portadas como esa, en su contexto, hemos visto varias veces protagonizadas por el Joker. Es un asesino, un psicópata, y la “gracia” del personaje sería esa.

Quizás el problema que hay sobre la mesa es que la nueva DC no tenga claro el concepto “universo compartido”, o quiera deshacerse de él, y considere que en la serie de Batgirl, enfocada a público juvenil, no existe el Joker asesino que sí existe en la serie de Batman que sale ese mismo mes a la venta.

Batgirl-Endgame-cover

Y es que los deseos de la editorial, si lo son, de olvidar ese universo compartido, puede que no calen en el aficionado de toda la vida a los cómics de superhéroes, que entiende que si Batman se pelea en Metrópolis, en la serie de Superman eso SÍ ha pasado, y por tanto, si el Joker se escapa de Arkham y mata gente, en la serie de Batgirl eso también ha sucedido, por tanto…

¿Cómo resolver esta NUEVA Y VOLUNTARIA situación de la editorial, ante lectores, nuevos o viejos, que siempre han pensado que las series de cada mes de una y otra editorial están lógicamente relacionadas, que esos personajes comparten TODOS un mismo mundo?

De este tema también hemos continuado hablando, en nuestro programa de RADIO, EL CAFECÓMIC, en la entrega nº 22.

AL MENOS, A MI PARECER… 19 -Sobrevivir en el cómic (1)

He apostado en muchos momentos iniciales de mi vida por trabajar codo con codo con otros, que hoy están arriba y lo están consiguiendo, sin pedir nada a cambio (relativamente, ahora lo explico). He trabajado lo que no está escrito sin compensación alguna económica, aprovechando el esfuerzo para aprender, aplicarme en el nuevo reto y evolucionar, mejorar, pulir.

Intenté comprender lo que esas personas pretendían, querían hacer, y no me senté en un sofá a ponerles a parir. Malos tiempos, ya vendrían otros mejores.

En cambio lo normal era oír lo peor de lo peor de algunos casos, casi siempre desde gente que tan sólo veía el panorama, sin mojarse. Y no, mojarse no es eso tan español de decirle al otro (o a la red social de turno) aquello de “¡Hay que hacer! ¡Hay que hacer!”

Y vinieron tiempos mejores, claro. Esas personas, perseverantes, conseguían poco a poco mejores situaciones, luego quizás se truncaban algunas, pero ahí están todos ellos, ya con editoriales modestas montadas, pudiendo alojar trabajos de otros, y recompensando económica y laboralmente aquellos esfuerzos, aquel “codo con codo” contra viento y marea.

16209_419932634768913_499805026_n Cuando estás empezando siempre deberías tener en mente un par de proyectos que, aunque veas lejanos en publicación o no sean lo maduros que quisieras, vayan saliendo adelante de una manera u otra. Una manera de conseguir poco a poco dedicar espacio, tiempo y recursos que no tengas, y poder comenzar a lanzar tus proyectos propios, es precisamente esa, colaborar con otros a cambio de ayuda en lo tuyo también, incluso simplemente de consejo. No sé cómo dibujaría yo si no hubiera valorado el consejo y correcciones de algunos de estos currantes del medio, que me encargaban páginas, las podían pagar un día y al otro ya no, pero me sacaban lo mejor y me EXIGÍAN lo indecible para que hiciera correctamente mi trabajo.

Luego, lógicamente, esto, que tiene que ser una primera etapa, pasa. Pasa y tomas las riendas de tu oficio, con más seguridad, y valorando tu trabajo como debe de ser. Pasa y tiene que dar lugar a trabajo remunerado, a un trato más frío y serio con el cliente o con editores, y hacer valer tu trabajo siempre como tú lo consideres, sin mirar al de al lado.

Luego toca enfrentarse, en el terreno profesional, en mi caso alejado del concreto y escueto mundillo del cómic español, a que los clientes, más allá del poco valor que le den a tu trabajo, regateen, se metan en tu trabajo, corrijan, y todo esto sin intención de remunerarte por tus horas de trabajo. Mi consejo sería que intentes, como a mí me ha costado años, establecer unos precios, un valor a tus horas de trabajo, materiales, y lo que pagues de luz y alquiler, y no pasar ni un sólo trabajo sin cobrarlo correctamente, sin hacer un presupuesto previo que deba ser aceptado.

¿Primero digo lo de arrimar el hombro, y luego que hay que cobrar tu trabajo?

Por supuesto, me parecen cosas diferentes.

En una etapa de aprendizaje, de evolución, y en la que te puedas permitir colaborar (puede ser al principio de tu carrera o colaborando con un par de páginas para la publicación de un amigo, aunque te hayas convertido en un profesional reconocido, esto ya lo decidirás siempre valorando cada caso), me parece más que correcto intentar hacer el trabajo que te pida un editor de fanzines o de editoriales pequeñas, como digo siempre intentando conseguir una compensación similar a tu esfuerzo, en especie, que os satisfaga a ambas partes. Si estoy en el estudio de un dibujante, ayudándole y el me enseña el oficio, y me corrige, estoy aprendiendo, significa que me está pagando por mi trabajo.

En la etapa profesional, y ya que estaba con ese ejemplo sigo con él, si llega un momento en que ese profesional con el que aprendo me cede terreno y me encarga un trabajo profesional para un cliente y lo desarrollo yo, tendré que tener mi compensación económica por él, poco a poco. Incluso comenzaré a asumir funciones y quizás no sólo conseguir ganarme la vida cuando llegue el momento, junto a él o independientemente, si no que aportaré también mi parte, o valoraré que se me está permitiendo utilizar en horas no laborales, todo el material, recursos y enseñanzas (que nunca llegan a un punto final) para mi propio provecho y trabajo personal, así como trabajo personal de ese compañero para auparme, mover mis proyectos, y es aquí donde regresa aquello tan importante de intentar desarrollar tus propios cómics, proyectos de ilustración o guiones para poder ir sacándote tu propio trabajo.

Después, por azares de la vida, comenzé a darme cuenta de que yo comenzaba a ser con los años, como aquellos, a los que unos criticaban, y otros valoraban positivamente, ofreciéndome su hacha.

Siempre he tenido en cuenta lo mal que me parece que están las cosas para despegar en esto del cómic en este país tan pequeñito y reducido, cultural y mentalmente, y siempre pensé que si un día yo conseguía un poco de hueco, ¿Por qué no intentar que otros también pudieran aprovecharlo?

…CONTINUARÁ.

Iván Sarnago.

Director y profesor en www.elsaloncitodelcomic.com ESCUELA DE CÓMIC, desarrollador de la idea ONLINE “Serie B Cómics”, y director del proyecto Unrated Cómics (en desarrollo actualmente).

Al menos, a mi parecer… 18 -“The end is Fourever”

Todo el mundo ha elaborado teorías, si bien puede que algunas bastante acertadas, sobre la cancelación de la serie regular (no olvidemos que últimamente ha sufrido varios, muchos, reinicios) de los Cuatro Fantásticos.

Está claro que Marvel ha aprendido a ser un estudio de cine. Innegable. Y que lleva chorrocientos años haciendo las cosas bastante bien, con lagunas por supuesto, en el terreno comiquero. Es por eso que tanto Marvel como Disney parecen haber pactado que los personajes de los que poseen los derechos cinematográficos serán los que se potencien en los cómics. Me parece una decisión lógica, los tiempos cambian y hay que ser más frío si quieres adaptarte a la nueva forma de pensar y de consumir.

Quizás menos es más, y si tenemos controlados a Hulk, Thor, Iron Man y los demás, podemos prescindir, en un principio, de potenciar los cómics de los 4 Fantásticos si los derechos cinematográficos los tiene la Fox. ¿Los mutantes? Quizás sería otro cantar, aunque ya se comienzan a atisbar directrices en la Casa de las Ideas de que se les vaya “apartando” gradualmente, o bien se descubra en la historia que han estado equivocados varios años llamándose mutantes, cuando en realidad son Inhumanos. ¿Spiderman? Éste está mucho más controlado desde Marvel, quieren los derechos, Sony no los va a soltar… Pero habrá pacto entre ambas, muy probablemente. Spider-man será devuelto a Marvel o directamente se trabajará en conjunto y habrá un trabajo en común Marvel Studios-Sony Pictures. Spiderman es prácticamente el icono más fuerte y reconocible de Marvel, no se puede “desechar”.

Pero, los 4 F… Hay dos películas, reguleras aunque pasables (la segunda no tanto como la primera), y una serie de cómics que, al menos a mi parecer, AGONIZA desde hace casi 15 o 20 años.

Y esa, aunque no sea la razón principal, me parece una razón bastante a tener en cuenta para haberse atrevido a dar un paso tan importante, en principio, como la cancelación de su serie de cómics. Al igual que pasaba con el matrimonio de Peter y MJ en Spiderman, Una familia tradicional-disfuncional pueden llegar a ser un lastre horroroso para guionistas que no sepan manejar con soltura este tipo de cosas. No acuso al cómic de ser rancio o de estar estancado por estar protagonizado por una familia, sino a los guionistas que no saben manejarlo.

Pero es indudable que la serie de los 4F, lleva mucho tiempo necesitando, cada 6 o 12 números, comenzar de nuevo, cambiar de equipo… Recuerdo que aún estaba Mike Wieringo en ella y ya estaban dando saltos… También ha podido pasar con Spiderman, pero hay diferencias entre ambos con la fidelidad de los lectores al icono.

Así que a Marvel/Disney les viene muy bien esta estratégia de hacer desaparecer un título que lleva dando tumbos varios años, quizás aprovechar para vender las grandes sagas clásicas de los 4F durante el ruido que pueda hacer la película (invertir sobre seguro).

Ya han intentado en varias ocasiones conseguir renombrar y alterar la franquicia para alejarla de Fox, ¿O qué creéis que era todo aquello de la FUNDACIÓN FUTURO? Pero no colaba. Hay que hacerlo más sólido.

Ojo, hay voces defensoras de los mundos de Yupi, asegurando que Marvel va a renegar de los 4F en cómic, por las decisiones que los estudios de Fox están tomando con respecto al reparto y posibles ideas para el reboot cinematográfico. No es cierto, en absoluto. En otras ocasiones también las adaptaciones han hecho lo que han querido con los personajes, y Marvel, que al fin y al cabo es una empresa, no ha dicho ni mu y ha promocionado igualmente sus cómics para aprovechar el tirón.

ffdisenosmarko

Mejor que los cómics de los Cuatro Fantásticos descansen un tiempo (corto, quizás lo que ocupe el estreno de la película de la Fox, y su llegada a DVD unos pocos meses más tarde), y centrarse en que cuando regresen, haya de verdad algo interesante que contar con ellos. Además, estamos en otra época, las sucesivas muertes de personajes en la ficción ya no tienen eco, pero teniendo en cuenta cómo funciona y la efectividad que tiene el mundillo friki criticón, ¿No es anunciar una CANCELACIÓN, la mejor forma de promocionar los personajes para su REGRESO TRIUNFAL? ¿No es esta cancelación tan comentada, como en su día en los 90 la muerte de Superman? Marvel sabe lo que hace. Al menos, a mi parecer…