Una escuela muy freak, un fin de semana especial en Úbeda, una liga de la Justicia que ya no es tan Oscura…

Pues ya me estoy leyendo el Freaks Squeele #1, de Florent Maudoux, publicado en españa por Dibbuks (que nos lo ha donado amablemente para nuestro Cafecómic de El Saloncito del Cómic).

Vale, ya lo sé, soy EL ÚLTIMO SER SOBRE LA TIERRA QUE NO SE HABÍA LEÍDO ESO. Jo, dejadme en paz, yo que sabía, me llamaba mucho la atención pero han sido muchos años de muchas cosas y lecturas atrasadas, y yo que sé… ¡NO ME PEGUÉIS!

freaks-squeele-1

El caso es que me está gustando mucho. Reminiscencias de X-Men (esos cómics que antes podías leer entendiéndolo todo de una sola vez y sin sentir que entrabas tarde a la fiesta), Buffy, Cazadores de Sombras… Pero INFINITAMENTE más guay que todo ello. Maudoux comienza la aventura, y su colección, con un estilo manga muy cuidado, que pronto (pero de eso ya hablaremos) adquiere un trazo más BD, más parecido al de Enrico Marini… De momento sólo lo estoy disfrutando, ya haré reseña más concreta y sólida, con todas esas cosas profesionales como las que dice mi compañero Fali.

Pero por ahora, decir que la Facultad de Estudios Académicos Heróicos, sitio donde se desarrolla Freaks Squeele, es MUCHO MÁS MOLONA que Howarts. Y que si existe, yo quiero ir a estudiar allí. Y ducharme con Chance y Xion Mao. Hala, ya lo he dicho.

BD2

Y hablando de sitios molones, la Iglesia de San Lorenzo, de Úbeda, es un sitio tétrico, encantador, con mucho por descubrir… Y además, desde el año pasado, el lugar donde tiene lugar el Salón del Cómic Europeo de Úbeda, donde estuvimos invitados Fali Ruiz-Dávila, Florencia Sofen, yo mismo, Iván Sarnago, y Miruku, como delegación especial de El Saloncito del Cómic/Unrated Cómics, presentando la editorial, dando charlas, y un Taller de Guión muy concurrido impartido por Fali.

13473706_1034108630017974_20265292_n 13479512_1034108200018017_1460919714_n

Pasamos muy buenos ratos con Beatriz Iglesias y familia, Francis Porcel, El Bute, Enrique Bonet, la estupenda gente de la organización… Estamos encantados y esperamos repetir pronto. Un abrazo cálido y lleno de cómics a toda la gente de Úbeda.

Me entero leyendo un par de fuentes, que LA LIGA DE LA JUSTICIA, se titulará finalmente Justice League en su película de presentación. Aparece el logo definitivo, y se comenta en alguna sinópsis oficial qué sucederá, cómo sucederá, y que, de nuevo giro y volantazo de los responsables, ya no será tan darks como BvS ni como iba a ser este proyecto hasta hace dos días contados.

La primera parte de la película tratará de cómo Bruce Wayne, arrepentido de querer matar a Superman y ahora INSPIRADO por su heroísmo (se debe haber visto las películas de Richard Donner en la Batcueva, porque el Superman de Cavill no sé qué heroísmos ha realizado), recluta a los demás superhéroes junto con Wonder Woman.

Y en algún momento de la película, Flash, el joven del grupo, aparecerá con un traje hecho por él mismo, y Bruce Wayne, que le guiará y hará de mentor, le hará un traje resistente a la velocidad. Y esta trama, llegará como 4 años tarde tras haber visto ya Civil War y la presencia e incorporación de Spiderman en el universo cinemático de Marvel.

Prometen más risas y frases ingeniosas, y parece que Zack Snyder va retirando su influencia y dejando paso a otras ideas, aunque aún sigue en la silla de director. Yo personalmente, tampoco tengo una cruzada en contra de estos productos, pero por mí y tras lo visto en BvS, el interés en una película de la Liga de la Justicia, es nulo absolutamente. Sí espero con ganas una nueva trilogía de Batman, esta vez bajo el enfoque de Johns y Affleck.

Y esto es todo por esta semana en el Cocktail de Noticias del Sarnago. Nos oímos el viernes en el ÚLTIMO PROGRAMA DE LA TEMPORADA de El Cafecómic. Donde siempre, en Radio Evolución Burgos, y en streaming, a las 10:40 de la mañana.

Guardar

Guardar

Anuncios

CafeCómic Reseña: LAS TETAS, de Guillaume Bianco (Dibbuks)

Los Diarios de Guillaume Bianco 1: Las Tetas. Guillaume Bianco

Dibbuks. 192 págs. rústica b/n13 x 18 cm

978-84-15850-86-1 9,50 €

Las Tetas, de Guillaume Bianco, es una delicia, un bombón, un placer de lectura tan sencillo de leer (se devoran 200 páginas en unos minutos, pues casi cada página podría ser una viñeta o tira de una historia completa), y debería además recomendarse para todo tipo de públicos, pese a la “obligación” de autocensurarse como autor y como editorial, pues tampoco tiene más malicia que las situaciones cotidianas que pueda conocer un niño, incluso esa misma mentalidad que desde niños, a los chicos (y algunas chicas) nos obsesiona y tortura.

Guillaume comienza el relato en primera persona, intentando escribir un libro sobre “Las Tetas”, y consiguiéndolo, pues el metalenguaje asalta constantemente el libro, saltando de recuerdos no del todo exactos, a la mesa de dibujo, el presente, e incluso con intervenciones de la mujer de Guillaume, o de su editor y jefe, Lewis Trondheim.

Lo más gracioso del libro es cómo el autor, hasta ahora conocido por sus ilustraciones y trabajos infantiles, tiene que lidiar, en su cabeza, con la idea de escribir un libro sobre pechos femeninos y sus recuerdos y experiencias alrededor de los mismos. Uno de los episodios más divertidos es el de la “joven fan” que quiere comprar el siguiente libro de Guillaume en una feria.

Y la lacra que hemos vivido todos los autores que, de una u otra manera, hemos utilizado nuestra vida (con todas las implicaciones sexuales, laborales y de relaciones que puedan entreverse en ello), el tener que explicar hasta qué punto es real o no lo que plasmamos en esas páginas. A mí especialmente, después de mi experiencia con las tiras de #CHICADESERIEB, me ha sacado una sonrisa pero sobretodo un sentimiento cómplice ante algunas de las explicaciones (ficticias, pero no tanto) que tiene que dar el autor a lo largo de la historia.

Lo que peor sabor de boca me deja, es esta experimentación con páginas casi completas con uno o dos dibujos por cada una, con una narración que bucea en el tono de los libros ilustrados, en el aspecto formal de los cuentos, y que se parece poco, bastante poco, a un cómic, y que, de haberse narrado de otra manera, apenas hubiera completado 20 páginas de un álbum de BD, de las 48 que suelen tener. El estilo de dibujo es suelto y divertido, pero lo desdibujado de las viñetas, inexistentes en realidad, le resta impacto en lo que, en algunos casos, podría haber sido una secuencialización de viñetas muchísimo más efectiva en provocar la carcajada y el estupor.

Portada_DiariosBianco1_0

 

1975, el año que nací yo, Simone dice, pero no te enteras, Outcast lo peta fuerte, y Cho al cuadrado, una lectura veraniega y fresca.

¿Pues no va y edita Dolmen Editorial su segundo Anuario, esta vez dedicado a 1975? Me pilla lejos, hay artículos muy, muy interesantes, pero lógicamente no son salvo sagas conocidas, cómics que yo leyera.

Claro, porque en ese momento, en ese año, yo estaba naciendo. Concretamente el 2 de Octubre. Curioso leer el artículo sobre lo warnerizada que estaba Marvel en aquellos años, con bailes constantes de Editor Jefe, de Presidente, y en definitiva, en algunos casos haciendo poco caso a sus publicaciones, que a veces se agolpaban en los kioskos, y otras veces, necesitaban de los hoy ya normalizados “fill-in”, esas historias de relleno que seencargan a autores diferentes y se utilizan para publicar un mes en una colección regular, si el material correspondiente se ha retrasado. En fin, detalles de los entresijos y despachos, sobre los que tanto me gusta leer y aprender, y algunos articulazos imprescindibles, no sólo sobre cómics, sino también relacionados con el cine en aquel momento, la época, que ayudan a entender mejor un año de historia.

No me cansaré de recomendar estos anuarios Dolmen, y de esperar que estén funcionando, y pronto tengamos otros años relevantes, como, por ejemplo, 1992, año de fundación de Image Cómics, que lo cambiaría casitodo en el panorama comiquero americano, donde Marvel y DC se repartían el pastel y las editoriales menores se tenían que conformar con las migajas.


Este mes ha tocado, hablando de fill-ins, un relleno infumable en la edición española de Asombroso Spiderman (sin guion). Guionizado, reguleras absoluto, por Jacinto Molina (¿Ese no hizo de Octopus en Spiderman II? Ah, no, ese era Alfred), y dibujado por una de las estrellas más sobrevaloradas e incapaces desde Greg Land, el caótico y antinarrativo Simone Bianchi. Ojo, no es un tío que dibuje mal. Un mal dibujante no lo es sólo por esa razón. De hecho, se ha hecho hiperfamoso en muy poco tiempo, porque ha logrado llegar al público con una habilidad para el color muy especial y llamativa, así como por unas composiciones de portada y páginas, que al principio pasaban como algo novedoso, pero se descubrieron poco a poco como resultado de alguien que prima lo artístico por encima de la narración. En esta ocasión, además, Bianchi deja ver más claramente que, más allá del color, domina bastante poco, mezcla gestos y expresiones con movimientos absolutamente forzados sin que estos guarden relación alguna no ya con el guión, sino con lo que parece que quisiera transmitir el propio dibujo. Tampoco parece poner ganas en caracterizar convenientemente a los personajes durante una historia, y asistimos, sin enterarnos de nada, a los cambios de aspecto de un Peter Parker mutante que a veces se parece a Son Goku y otras a Sheldon Cooper, y eso cuando su cara no está en sombras. Un dibujante Cani en toda regla, y escribí esto antes de saber siquiera cuál era su aspecto físico en las convenciones:

En fin, a cada cual lo suyo: Coloreas muy bonito, pero tienes que empaparte de cómic y cine hasta comprender por qué y cómo se narra de verdad en estos medios. O siempre puedes venirte al Saloncito del Cómic, que de otras cosas no sabremos, pero nuestras clases de Narrativa Gráfica son de las mejores del país, con permiso de nuestro maestro en la Joso, Mike Ratera.

La que sí que resulta sólida, ascendente y no caerá rápidamente cuando se pase la moda, es la carrera de Robert Kirkman. Como ya sabréis, es guionista, co-creador de The Walking Dead y de Invencible, sus dos cómics estrella, y también guionista, creador y productor de su versión televisiva, que ya alcanza este año su 7ª temporada, y la 2ª de su spin-off “Beware The Walking Dead”. Y por si fuera poco el éxito televisivo de este creador, nos ha llegado, casi por sorpresa y sin darnos tiempo a reaccionar, el Piloto de su nueva serie: OUTCAST.

El piloto de Outcast está tan bien desarrollado que no puedes evitar querer ver de un tirón el resto de la temporada, con ese vicio que Netflix nos ha inoculado con maravillas como Daredevil, Narcos o Orange is the New Black. Cuenta la historia de un joven atormentado al que persigue una suerte de maldición a través de los años y de sus seres queridos. Un ambiente entre Expediente Warren y El Exorcista (A mí hay momentos que me recordaron poderosamente a la adaptación fílmica de Constantine), unas interpretaciones de muy alto nivel, y una trama, no en exceso complicada, de la que ya hay ganas de seguir viendo más.

La sorpresa del verano, y yo, que me había perdido el cómic, voy a buscarlo por ahí inmediatamente. Por cierto, si vosotros tampoco conocíais el cómic, en España se ha publicado traducido, y se titula Paria.

Hablando de verano, y de las lecturas de grapa de las últimas semanas, pues os voy a recomendar la divertidísima THE TOTALLY AWESOME HULK, nuevo Hulk para nuevos/viejos lectores, escrito Greg Pak, ya veterano contando historias del Goliat Esmeralda, y dibujado, al menos en su primer arco, por Frank Cho, alguien ante quien arrodillarse por su dominio de la anatomía (y no sólo la femenina), de la narrativa gráfica, y del humor.

Ah, y de los monstruos.

En esta ocasión, y a estas alturas ya no es ninguna sorpresa, HULK ya no es Bruce Banner, sino que es aquel “nuevo Rick Jones” nacido hace una década aproximadamente, el chaval superdotado de rasgos orientales conocido como Amadeus Cho. Un nuevo escenario, nuevos secundarios, viejos también (Que se lo digan a Hulka a quien Amadeus llamó “cuarentona”), y mucha diversión.

Altamente recomendable, yo pienso llevármelo este verano para releerlo en la playa y llenar las grapas de arena.

Un “Rebirth” desigual pero que parece que contenta a los fans pre-52, repartidoras de periódicos ochenteras, y un Peter Parker forrado de pasta.

Bienvenidos a esta nueva etapa de El Cafecómic, al menos del Blog, mientras ya vamos despidiendo “Temporada” en la versión radiofónica, aunque aún quedan unos programas.

Si hay un blog de información que me maravilla cada noche con cómo informa, en posts que contienen diferentes noticias y reseñas, ése es Uruloki, y son ya muchos años los que me planteaba que, llegado momento, me encantaría informar sobre cómics de una manera similar, aunque su trayectoria y experiencia en ello me abrume y sólo pretenda homenajear su estilo y poco a poco encontrar el mío propio en una columna semanal en la que hablar de los últimos acontecimientos y novedades, previamente al programa “El Cafecómic” que hacemos en Radio Evolución cada viernes.

Ésta columna no pretenderá opinar seriamente sobre nada, sino más bien ser una referencia de novedades, noticias y gustos, de éste que os escribe, el Sarnago. Para “sentar cátedra” sobre los temas comiqueros más a fondo, recuperaré también semanalmente mi columna “Al menos, a mi parecer…”, que ha vagado por diferentes blogs (Cómics y Súcubos, CyS-2, LaRAÑA de Sevilla, #CHICADESERIEB) hasta que hemos podido convertir El Cafecómic en algo sólido.

Vamos allá pues… A ver si me sale.

unnamed-7-600x328

Ya han salido a la venta los primeros números 1 de ese nuevo “Reboot pero no del todo” que es REBIRTH, el acontecimiento DC del año, o al menos de este año, que en algunos momentos promete restaurar algo de la continuidad pre New52, y en concreto tenemos reaciones, diversas, ante los dos Green. Green Lanterns Rebirth #1, de nuevo un reinicio en toda regla con dos protagonistas, Simon Baz y Jessica Cruz, en una nueva trama de Geoff Johns que es pronto para analizar aquí (esperemos que mis compañeros Rafael Ruiz-Dávila y Florencia Sofen nos hagan en su momento sus reseñas), pero que tampoco descubre nada nuevo bajo el sol. En cambio, Green Arrow: Rebirth #1, ha batido récords de ventas. Benjamin Percy (guion), ha fusionado al Green Arrow televisivo con el recuerdo del más clásico y perillesco Oliver Queen pre-52, y la suma de esta idea con el espectacular dibujo de uno de los dibujantes más famosos del mundo en las redes sociales, Otto Schmidt, ha hecho magia. Sobre la historia, otro factor importante ha sido el reencuentro de la pareja Arrow/Canario Negro, que le hace subir muchos puntos. Yo me muero de ganas por leer en papel a este nuevo-viejo Oliver.

Lo que sí he leído, ha sido el #1 de Paper Girls, la nueva serie de mi muy preferido guionista (sobretodo cuando guioniza franquicias ajenas, como ya expliqué alguna vez) Brian K. Vaughan. Editado milagrosamente en grapa por Planeta DeAgostini Cómics (se nota que les sobra pliego de los cómics en grapa de Star Wars), aunque conociendo a la editorial no me sorprendería que de repente editaran un tomo completo y olvidaran este formato… Sí, cabrones, aún me acuerdo de la gran putada que nos hicisteis con la edición de Predicador y 100 Balas.

Screen-Shot-2015-11-07-at-10.53.25-AM

La historia fácilmente podría ser el principio de una película de los 80, ambientada precisamente en 1983, en la historia de unas repartidoras de periódicos adolescentes, y un extraño misterio con cliffhanger al final del número 1. Dibuja Cliff Chiang, autor al que descubrí en la maravillosa (y para mí única e irrepetible) etapa de Wonder Woman New52, aquella WW “rollo Vértigo” como la denominamos muchos lectores, comandada por Azzarello. Aquí, Chiang hace gala de un entintado rápido y loco, que da una frescura alucinante a la lectura, y que narra en viñetas el guión de una manera tan fluída que se te hace todo muy corto y deja con ganas de más, de mucho más. Pero desde luego, está pensado para grapa, y para serie de televisión, y eso se nota.

all-new-all-different-spider-man

Y aún tengo que dar mis primeras impresiones sobre el nuevo Amazing Spider-man (Asombroso, y sin guión, en la edición española), que tras la pequeña transición-no-reboot-pero-sí-elípsis que ha supuesto en las colecciones de Marvel, continúa casi donde estaba, y Peter Parker es ya un empresario de éxito, aunque sigue siendo Peter, y esto se deja notar en todas y cada una de sus acciones, expresiones, reacciones y comportamientos. Seguimos leyendo un Amazing Spiderman tan fiel al personaje y su idiosincrasia como siempre, aunque, como todos en la vida, en un nuevo status, que podría caer, mutar, cambiar, pero que parece que Dan Slott sigue a los mandos con mucha frescura y un rumbo muy claro, que no nos quiere decir salvo cuando se le escapa alguna en twitter. Guiones frescos, dibujo no tanto. Camuncoli no es malo en sí, es correcto, pero con carencias que hacen aburrida su narración y algunas manías al dibujar superhéroes, que les hacen parecer anchos, muy anchos de cadera, hasta tener la sensación de que cuando Spiderman se balancea, se vaya a soltar de la telaraña en la siguiente viñeta. De momento, esta saga de Slott con este Peter Parker “rico”, me entretiene y divierte mucho en la trama personal, pero se hace absolutamente aburrida y olvidable, al menos por ahora, la trama superheróica con esos villanos de tenderete que se ha inventado, El Horóscopo. Aunque claro, seguro que el cabrón lo tiene todo pensado y de repente, con un golpe de efecto divertidísimo y envidiable por todos los que escribimos cómics, hace que “todo encaje”.

Y si habéis encajado todo este tocho multiaventura, pues os lo agradezco. Hasta la semana que viene, si me es posible y da tiempo, y nos oímos el viernes en un nuevo programa de El Cafecómic, en Radio Evolución Burgos.